Saltar a Contenidos

24 de Marzo Da de la Memoria por la Verdad y la Justicia

ACTIVIDADES para el 1º CICLO

1. Imágenes que hablan

Actividad central: describir el monumento y armar una nueva representación gráfica.

Para 1º y 2º grado.

Secuencia propuesta:

Miren entre todos el afiche. Pongan el acento en la descripción oral del monu­mento y la indagación de sentidos que provoca en ustedes y en sus alumnos. Amplíen la conversación espontánea a través de preguntas centradas en:

• Quiénes fueron los veteranos y caídos de Malvinas: qué edades tendrían, qué roles ocuparían (hijos, padres, abuelos), en qué lugares habrían nacido y vivirían antes de la guerra, qué trabajos, estudios, actividades y rutinas realiza­rían, dónde y cuánto habrían aprendido sobre la guerra, etc.

• Qué significado asignaban a la idea de patria: qué tienen en sus manos dos de los soldados, por qué uno de ellos sostiene nuestra bandera, por qué creen que luchaban, quiénes y cómo los apoyarían, cuáles serían las maneras de acompañarlos y qué formas conocen hoy de ayudar a otros, por qué es impor­tante cuidar estas acciones colectivas, qué sucedería si nadie las realiza, etc.

• Qué particularidades adoptan ambos conceptos en este monumento: por qué aparecen tres soldados y uno de ellos está caído, sobre qué figuras se ha­llan erguidos, de qué otras maneras suelen ver a los soldados (por ejemplo, en las calles, en láminas escolares, en la tele), les parece que alguno de ellos sería el jefe, qué expresiones hay en sus rostros, etc.

Cuéntenles a sus alumnos la historia de la construcción del monumento que muestra el afiche. Si lo desean, repongan las particularidades de otros home­najes urbanos a los veteranos y caídos como los nombres en calles, las cele­braciones públicas, entre otras.

Propongan armar una nueva representación sobre el tema a partir de un co­llage de fotos grupal. Para eso:

• Busquen fotografías –en Internet, diarios, libros, archivos familiares– a partir de un eje que puede ser temporal (fotos de combatientes durante la guerra o desde entonces hasta el presente), o apuntar a la construcción de la memoria (fotos de marchas de combatientes, slogans y calcomanías, registros perio­dísticos, inauguración de monumentos, etc.). Guíen a sus alumnos para que indaguen en diferentes fuentes. Probablemente puedan encontrar imágenes en los periódicos.

• Entre todos, clasifiquen las imágenes a partir de diferentes criterios, los que

pueden ir consensuando con sus alumnos.

• Divídanlos en grupos para que se pongan de acuerdo sobre la idea que de­

sean transmitir y qué necesitan para hacerlo, es decir, que elijan las fotografías útiles para contar la reflexión grupal.

• En el momento del collage, ayúdenlos a sintetizar el sentido de la obra

poniéndole un nombre.

• Expongan los trabajos en las paredes de la escuela o en alguna publicación

institucional.

Otra opción es invitar a los padres a una clase abierta donde sus hijos les co­menten lo que hicieron y aprendieron, o llamarlos para armar juntos una nueva recreación gráfica.

2. Un monstruo grande

Actividad central: aprender una canción y producir metáforas propias.

Para 2º y 3º grado

Secuencia propuesta:

Observen juntos el afiche. Indaguen sobre la inscripción que aparece en la mochila de uno de los niños y propongan leerla. Descubran si sus alumnos reconocen de qué se trata y si pueden reponer el sentido completo del texto,

o explíquenlo, con la ayuda de la información que figura en este cuadernillo. Digan el nombre y el autor de la canción. Completen la letra del tema musical y comenten el contexto de su creación.

Escuchen la canción y propongan actividades como cantar, memorizar la letra, tararear el estribillo, comparar diferentes versiones, instrumentalizarla, grabar una versión propia.

Conversen juntos sobre las imágenes de la letra que caracterizan la vida co­tidiana durante la última dictadura: el dolor, la injusticia, la traición y el exilio atravesados por el miedo a la indiferencia colectiva. Llamen la atención sobre la metáfora de la guerra: “es un monstruo grande y pisa fuerte toda la pobre ino­cencia de la gente”. Inviten a sus alumnos a proponer otras metáforas. Algunas pueden copiarlas en el pizarrón. Las que más les gusten pueden escribirlas en afiches, acompañadas por dibujos. Otra opción es buscar nuevas metáforas en diferentes tipos de textos y compararlas.

3. A mis alumnos

Actividad central: leer una carta histórica y escribir nuevos mensajes para responderla.

Para 1º, 2º y 3º grado

Secuencia propuesta:

Lean juntos la carta que se muestra en el afiche. Ayuden a reponer sus condi­ciones de enunciación: quién la escribió, por qué, desde qué lugar y a quiénes estaba dirigida, en qué momento se escribió y cuándo creen que se recibió, qué diferencia temporal existía entre ambas instancias. Pueden explicar el es­tado del conflicto bélico en el momento de emisión de la carta (anterior a los primeros bombardeos sobre las islas).

Compartan la lectura de una nueva carta, la que escribió Julio Cao a sus alumnos de 3º grado. Luego y con la guía del docente, propongan distinguir y conocer:

• Ideas sobre la patria y la soberanía que se desprenden de esta carta: por qué este soldado les escribe a sus alumnos, cuál dice que es su deber y por qué motivos, si piensan que esta es la primera vez que el maestro habla de Malvinas con sus alumnos o si creen que lo hacía habitualmente, cómo se die­ron cuenta, qué significaba esta lucha para los chicos, si creen que el maestro sentía lo mismo, etc.

• Datos históricos que confirman nuestra soberanía sobre las Islas Malvinas:

cuenten y expliquen algunos argumentos principales referidos en este cuadernillo.

Propongan realizar una producción escrita cuyo destinatario imaginario fuera un soldado de Malvinas, como lo fue el maestro Julio. Según las posibilidades de cada grupo, mencionen estas u otras consignas: escribir palabras que lo ayuden a reforzar su compromiso con la patria, frases que le recuerden la justicia de nuestra soberanía, una carta que lo acompañe en los momentos más difíciles, una respuesta imaginaria como si ellos fuesen esos alumnos de 3º grado.

Otra opción consiste en modificar el destinatario de la escritura: desde los alumnos de otros grados y sus familias para transmitir nociones aprendidas hasta la redacción de una carta a veteranos de la localidad, algunas de sus agrupaciones o de sus familiares con diferentes propósitos.